Páginas

lunes, 15 de julio de 2013

Parque infantil de crochet: el arte al servicio de los niños.

Rainbow Nest, Suzuran Parque Nacional Hillside Takino en Sapporo, Japón.

Simplemente fascinante. Fascinante es el adjetivo que primero acude a nuestra mente al observar esta “escultura para niños” como denomina la propia autora, Toshiko Houriuchi-MacAdam, a esta instalación y a otras similares que ha ejecutado. 

Este original parque infantil, llamado “Red del Arco Iris”, está situado en el valle de los niños en el Suzuran Parque Nacional Hillside Takino en  Sapporo en Japón y abrió sus puertas en julio del 2000. Está realizado en nylon 6-6 de múltiples colores siguiendo los patrones de confección propios de la técnica del crochet, por lo que consigue crear un espacio único.

LA INSPIRACIÓN

“Desde su primer trabajo como diseñadora con una empresa textil de Nueva York había estado pensando en la pregunta: ¿qué es la tela? Era una pregunta que siguió intrigándola. La tela, concluyó, es una segunda piel y así, al igual que la piel, es delgada, se extiende y se siente cómoda al tacto y es porosa. Al igual que la piel, se puede respirar (una membrana perforada).

Fue mientras estaba tratando de capturar esta idea dentro de su trabajo en un proyecto conjunto con Naoko Furue en 1971 que se descubrió por primera vez que había otro aspecto "humano" a la esencia de tela que había pasado por alto.

Todo sucedió por accidente. Dos niños que habían entrado en la galería donde se exhibía “Hamaca Múltiple No. 1“ y, felizmente ignorando los protocolos habituales de cortesía que rigen la presentación de obras de arte, pidieron usarlo. Ella miró nerviosamente mientras subían a la estructura, pero estaba encantada de encontrar que el trabajo de repente cobró vida en formas que nunca había previsto. Se dio cuenta de que la tela cuando tomó nueva vida - balanceo y estiramiento con el peso de los pequeños cuerpos, formando bolsas y otras transformaciones inesperadas, y por encima de todo lo que hay fuera de los sonidos del placer no disimulado de los niños exploran un nuevo espacio de juego. Ella sentía que era casi como si hubiera descubierto una nueva dimensión. Los niños jugaban con tal abandono que era casi como si estuvieran jugando en el interior de un útero de su madre.

Probablemente no es una coincidencia que todo esto correspondía con el nacimiento de su propio hijo a la edad de 44 y un paso en 1988 a la zona de la casa de su esposo en Nueva Escocia, Canadá. Todo esto refuerza su interés por “estructuras de juego” como una bella forma de arte en 3D. Sentía cada vez más que jugar con o en materiales blandos es una parte importante del desarrollo de un niño.

Hubo, sin embargo, un nuevo momento muy personal de la revelación que la revelaría un sentido de la motivación que se ha quedado con ella en la actualidad. Ella estaba de gira por Europa el año siguiente con su marido, Charles Mac Adam, y había decidido deliberadamente que, por una vez, "arte" se iba a quedar en segundo plano. Arte, sin embargo, no era tan fácil de dejarlo atrás, y en una pequeña iglesia local en Italia vio algo que la asombraría: la población local fueron de rodillas y rezando en frente de un grupo de frescos de Giotto. Era una escena que la llenaba de una sensación de pureza y dejó atrás una visión persistente de que el arte y la vida podían ser tan íntima e inocentemente ligado entre sí. A partir de ahora ella sabía que iba a centrarse en esta área del arte, donde los niños y sus respuestas serían los últimos árbitros sus obras de calidad y belleza.”

Otra de sus obras instaladas, Bosques de redes (Woods of Nets) que puede admirarse y utilizarse es el parque infantil ubicado en el Museo al aire libre de Hakone en Japón. Os dejamos dos imágenes de él.

Wonder Space II, Museo al aire libre de Hakone

Wonder Space II, Museo al aire libre de Hakone


Esperamos que este proyecto os haya parecido tan interesante como a nosotros. Para ampliar información sobre la autora y su trabajo podéis utilizar los enlaces a las fuentes utilizadas.

Fuentes:
Imágenes
Perfil Tshiko Horiuchi-MacAdam
Parque Red del Arco Iris